December 4, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

Revocación y elección son cosas diferentes.

Parece que en Morena ya no hay equilibrios ni razonamientos de carácter legal, pues presentó al Congreso de la Unión una propuesta con una obvia tendencia a integrar el proceso de revocar con el de reelegir, colocando la figura del Presidente en las elecciones de julio.

Yo no entiendo para qué hacen este ridículo, pues estoy seguro que Morena va a ganar las próximas elecciones para el Congreso y no necesita inquietar lo que es la base fundamental de nuestra democracia: el sufragio efectivo y la no reelección. Esta última se pone en duda al incluir la figura del Presidente seis meses antes de lo que es correcto, en diciembre, que es la fecha en que se cumplen los tres años, en que prometió consultar a la ciudadanía para una posible revocación.

Y tampoco comprendo a Morena, pues aunque AMLO ya dijo que firmará un compromiso de no reelegirse, con esa iniciativa generó incertidumbre, pues se sugería la posibilidad de que López Obrador se reeligiera, con lo que se lastima el sistema de equilibrios democráticos de la nación.

Descartes: Pienso, luego existo… La revocación debe ser en diciembre y las elecciones en julio, como dice la razón jurídica y el sentido común.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/el-congreso-federal-va-a-aprobar-un-absurdo