Por Juan Roberto Zavala

LUIS EUGENIO TODD PÉREZ. Nació en Monterrey Nuevo León, el 22 de octubre de 1935. Hizo sus estudios profesionales en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), por la que es Médico Cirujano. Realizó sus postgrados (residencias) en el Hospital de Enfermedades de la Nutrición, en la ciudad de México; en las universidades de Cornell, en Nueva York; Georgetown, en Washington, y en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, en San Luis Missouri, estas últimas tres en los Estados Unidos.

A partir de 1959 ha sido catedrático de la Facultad de Medicina de la UANL; de 1965 a 1986, director de la Unidad Renal del Hospital Universitario; director de la Escuela de Graduados de la Facultad de Medicina de la UNL; director del Instituto de Investigaciones Científicas de la UANL; de 1973 a 1979, rector de la UANL, y de 1981 a 1988, director de la Unidad de Resonancia Magnética Nuclear del Hospital Universitario. Vale la pena mencionar que durante su rectorado se crearon seis escuelas; se abrieron 16 nuevas licenciaturas y 22 maestrías; se construyeron 108 mil metros cuadrados, duplicándose la población escolar e incrementándose el presupuesto universitario en cerca de 2000 por ciento.

Ha tenido una intensa vida pública, pues independientemente del rectorado, ha sido, de 1979 a 1982, jefe de los Servicios Coordinados de Salud Pública en el Estado de Nuevo León, de 1982 a 1985, Diputado federal por Nuevo León; de 1985 a 1988, secretario de Educación y Cultura en Nuevo León; de 1987 a 1988, director general de los Servicios Coordinados de Educación Pública en Nuevo León; de 1988 a 1992, subsecretario de Educación Superior e Investigación Científica (nombramiento presidencial); de 1992 a 1995, embajador, representante permanente de México ante la UNESCO, en París, Francia.

En 1997 fue candidato a la Gubernatura del Estado de Nuevo León y de octubre del 2003 a la fecha, ha sido director general del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Nuevo León (CECyTE, NL) y a la vez director general, primero, de la Coordinación de Ciencia y Tecnología del Estado de Nuevo León y después, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Nuevo León (COCyTE, NL)

Es autor de 25 libros: seis sobre educación básica; nueve con temas universitarios y diez con temas humanísticos, políticos y periodísticos. De entre ellos sólo señalamos: En educación básica: “Anatomía de la Educación“ (1987); “La televisión interactiva. Una promesa para la educación “(1994) y “Hacia un proyecto nacional de educación” (2000). De entre los libros con temas universitarios, mencionamos: “Educación en Latinoamérica” (1989) y “La Universidad Moderna” (1989). En cuanto los libros con temas humanísticos, subrayamos: “Reflexiones sobre el pensamiento social de un mexicano universal: Alfonso Reyes” (1977); “Pedro Garfias  rebeldía creativa. Ensayo poético”. (1979); “Ideas, libre juego” (1986) y “Algunos conceptos sobre educación, economía y política” (1996). Asimismo es o ha sido editorialista en los periódicos “El Norte”, “El Porvenir” y “Milenio Diario de Monterrey”, en Monterrey y en el periódico “El Universal” y las revistas “Exámen” y “Nexos”, de la Ciudad de México. Igualmente participa como comentarista del noticiero Telediario del Canal 12 y de la estación de radio, XEAW.

Orador prodigioso al que acompaña una memoria privilegiada y ese discernimiento que sólo se obtiene con el estudio y la cultura, al hacer uso de la palabra en cualquier reunión o acto público, Luis Eugenio Todd se convierte en el personaje que comunica emociones mediante una perfecta correspondencia entre las ideas y las palabras, con lo que logra un verdadero diálogo con su público. Además, comúnmente utiliza esta facultad para el otro fin de la oratoria, que es instruir.

Sin embargo, una de las mejoras formas para conocer su temperamento y vida interior, la que hasta ahora no ha sido utilizada, es su actividad epistolar. La gran cantidad de cartas que escribe casi diariamente son una fuente extraordinaria para conocer su carácter, sus afectos y su calidez de hombre con convicciones.

Proponemos entonces recoger, en uno o dos volúmenes, lo más importante de su epistolario. Ahí encontraremos al educador, al diplomático, al académico, al científico, al político, pero sobre todo: al hombre.

Ha realizado investigación en diversas áreas del conocimiento médico, como: farmacología, fisiología, nutrición, investigación básica del riñón, fisiología del riñón; trastornos del agua y electrolitos en el organismo humano y resonancia nuclear magnética, tema del que es pionero en América Latina. Resultado de ella es la formación de recursos humanos en la UANL; en 1972, el premio al “Mejor Proyecto de Investigación en Provincia”, que le otorgó la Academia Nacional de Medicina; en 1981, el premio al “Mejor trabajo de investigación”, que le dio la Academia Mexicana de Neurología, y numerosos artículos científicos y ponencias publicados en revistas especializadas y en memorias de congresos nacionales e internacionales. De entre ellos, sólo tomamos como ejemplos:

“Influencia de la carga de ácidos sobre la función renal del enfermo con cirrosis hepática” en Revista de Investigaciones Clínicas; “ Clinical metabolic Studies with MK 870 a new antikaleuretic agent” en The Pharmacobiologist; “Antibiotic effectiveness in urinary infections assessed by the steroid stimulating test” en el IV International Congress of Nephrology, Stockholm, Suecia; “Nuclear magnetic resonance in bipolar affective disorders” en American Journal of Neuroradiology y “Relaxation times in vivo of human normal pelvis tissues and gynaecologic malignancies” en Physiological Chemistry and Physics”.