September 13, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

AMLO: buena idea, pero no sabe cómo hacerla

El candidato López Obrador tiene buenas ideas y es el único que propone cosas nuevas, pero no dice cómo las va a instrumentar.

Por supuesto que la solución al desastre que vivimos, con un comportamiento ético inadecuado de muchos políticos, empresarios, periodistas y una juventud que no tiene rumbo, es imperativo educar a toda la nación con una cartilla moral.

Esta idea la tuvo don Alfonso Reyes, en una serie de lecciones para el sistema educativo, que desarrolló en un libro que llamó Cartilla moral, donde presentó una serie de valores, incluyendo aspectos sociológicos, de educación cívica, higiene y urbanidad, que son los que nos enseñan lo que es correcto y nos lleva a conocernos a nosotros mismos y a respetar a los demás.

En países como Finlandia, los funcionarios públicos tienen un curso de desarrollo humano y por supuesto el sistema educativo se basa en conceptos como libertad, dignidad, honestidad y todos los altos valores morales.

De ahí a crear una Constitución moral hay una gran diferencia, pues no se trata solo de señalar lo que se debe hacer y reprimir al que no lo haga, a diferencia del concepto de Reyes de educar para transformar, y como dice nuestro rector, después para trascender y no solo para tener.

Estudios hechos en Harvard muestran que la felicidad es genética en un 50% y el 30% es lo que sirves o creas, y solo el 20% es lo que tienes. Por todo lo anterior, nuestra sociedad estamos buscando, como diría Chesterton, en un cuarto oscuro un sombrero negro que no existe.

DESCARTES: Pienso, luego existo… Las ideas son buenas cuando se implementan.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/una-constitucion-moral