July 20, 2024

Sí a la austeridad; no a las payasadas

Hacia un mundo real, no aparente

Yo estoy de acuerdo con la austeridad republicana que predica AMLO y que fue ejemplar en la época de Benito Juárez, pero desde entonces las cosas han cambiado mucho. Ahora vivimos en un mundo globalizado con liberalismo económico a ultranza y con el dios del mercado; además la cibernética y la informática nos llevan a un mundo interdependiente basado en la economía del conocimiento. Aunque no queramos ya no se usan las carrozas que se usaban en la época de la Reforma.

Comprendo que el Presidente electo quiera dar una imagen de austeridad y no se quiere subir al avión presidencial actual, pero no puedo estar de acuerdo en que no se cuide, porque él ya no es de él mismo, sino de la nación, y tampoco que no proteja su agenda de trabajo, porque la eficiencia y la productividad de su empleo como Presidente repercute en toda la patria que él quiere proteger.

Menos puedo perdonar, en mi conciencia, las payasadas de los presidentes de la Cámara de Senadores y diputados de Morena, que van a su trabajo en camión o en bicicleta, porque ahí no está la austeridad, sino en los jugosos negocios que todavía están ahí con las fauces abiertas para dar las primeras mordidas al presupuesto, a través de los intereses creados o familiares, como es el último caso de los gastos de la consulta educativa. Y todavía hay muchas tentaciones que se deben combatir.

Reitero entonces que la nueva República austera debe adaptarse a la realidad internacional y por supuesto utilizar la globalización y el liberalismo para ser productivo en lo económico, y así distribuir y generar la equidad en un país pobre, como el nuestro.

Descartes: Pienso, luego existo… Repito la frase del premio Nobel John Nash:“Si yo gano, ganamos todos, pero también gano yo”.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/si-a-la-austeridad-no-a-las-payasadas