June 9, 2017 Rodrigo Soto 0Comment

Se busca preservar el equilibrio ecológico

Dr. Luis E. Todd

Dada la importancia que para la vida humana tiene el consumo de agua, que para ingerirse debe estar limpia, es decir libre de contaminantes como productos químicos, microorganismos, residuos industriales y otras materias que perjudican la salud, así como para preservar el equilibrio ecológico, me dio mucho gusto leer en este diario Milenio que el municipio de Guadalupe había iniciado trabajos de limpieza en el cauce del río La Silla, que recientemente recibió una importante derrama de aguas residuales.

Independientemente de buscar, o no, responsables del derrame, lo importante es que el municipio, en la parte que le corresponde, y así debe ser en cada uno de los municipios por donde atraviesa, de inmediato se dio a la tarea de limpiar la zona, con la idea de recuperar la capacidad de asimilación y dilución del río y con ello preservar el equilibrio ecológico.

Es de recordar que la mayor parte de los ríos y arroyos que cruzan por la geografía de nuestro estado presentan cierto grado de contaminación, tanto por el excesivo aprovechamiento de sus recursos, como por los desechos que les arrojamos, lo que hace muy compleja su restauración.

De ahí la importancia que no solo los municipios, sino el estado, la federación y cada uno de nosotros, los ciudadanos, cuidemos y mantengamos limpios nuestros cauces de agua, para dejarlos en buen estado a las generaciones futuras de Nuevo León.