November 26, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

Extraordinaria aportación a la cultura.

Hace algunos días asistí al evento en donde el rector declaró abierta, en el Colegio Civil, la Sala Botero, donde se instaló un regalo de este personaje para la UANL, consistente en un ángel con la técnica correspondiente al prestigio del artista y anunció la creación de una cátedra con su nombre.

Tanto el rector como José Garza estaban muy contentos porque lograron, en tiempo récord, escoger este espacio único, para exhibir permanentemente esta pieza magnífica del gran maestro, que en la época actual se cataloga como uno de los pintores y escultores más excepcionales, por su integración del quehacer del volumen a procesos sociales y su nueva técnica que no solo permitir ver, sino que hace sentir más.

Esta fiesta cultural fue complementada con una conferencia de su hijo Juan Carlos, quien explicó la evolución de la pintura de su padre. En síntesis fue una noche memorable que vuelve a mostrar cómo el rector Rogelio Garza y José Garza continúan enseñando la calidad que la Universidad tiene para difundir y promover la cultura.

Descartes: Pienso, luego existo… La UANL es la institución líder en el movimiento cultural en la región.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/botero-y-la-uanl