February 5, 2023
‘Un duende en la Universidad’

‘Un duende en la Universidad’

Hay que apoyar al nuevo rector

Hace años escribí un libro que se llama El duende en la Universidad y me refería a los entretelones que existen en esa institución, que era muy grande y muy centralizada. Actualmente tenemos un nuevo rector, a quien yo conozco muy bien por haber sido alumno de la Facultad de Medicina, director de esa escuela y después secretario general, y por supuesto que sé que él, en lo personal, es totalmente honesto y administra una universidad que tiene 220 mil estudiantes; o sea, casi tres veces el número que mi duende investigó en aquella época.

Actualmente la institución está siendo sometida, por duendes que no la conocen, con críticas muy exageradas, sin tomar en cuenta las dificultades administrativas que tiene y sin saber que en el tema financiero, al margen de que pueda haber irregularidades por el tamaño y el control de los gastos, la UANL está sujeta a una auditoría externa y a una Comisión de Hacienda; a un patronato, que apoya y visualiza que el duende no haga muchos estragos y también a una auditoría del Congreso del Estado, a través de la Auditoría Superior de ese organismo.

Todo eso no impide que por la centralización aparezcan hechos, fuera de la estructura, en donde hay irregularidades que hay que analizar, cuidar y resolver, porque el duende tiene que enseñar que sabe hacer las cosas bien.

Pero muchas irregularidades que se señalan en un medio y en redes sociales, que todos sabemos a veces son muy complejas, no vienen acompañadas de la documentación correspondiente y ahora se presiona a un rector, al que hay que darle tiempo y apoyo; y yo sé que está tomando medidas, según me comenta el duende, para controlar las proveedurías y además se nombraron un secretario general y un tesorero, totalmente independientes, según me comenta el duende.

Yo creo que la institución y el nuevo rector tienen que ser tratados, por el duende, con paciencia, sin perder la crítica y no utilizar las redes sociales para lo que se señaló ya en un medio de comunicación escrito, sin esperar la réplica que el duende bueno merece.

Descartes: Pienso, luego existo… no olviden que es un nuevo rector y que no hay que sacrificar la imagen de la única institución de la región que es excelente, académicamente.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/un-duende-en-la-universidad