December 2, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

No es solo económica: es conceptual

Ahora resulta que muchas universidades del país están teniendo crisis financieras y AMLO, con todas sus promesas fantasmagóricas de crear más universidades, no se ha dado cuenta de que el desarrollo de un país se basa en su educación superior, en su investigación científica y tecnológica, y sobre todo en la capacidad de enseñarle a los alumnos a innovar y a cambiar el mundo que nos tocó vivir.

El problema de la universidades mexicanas no es que el sistema las ha tratado mal desde la época de Zedillo. Es que no se han adaptado a la realidad de un mundo nuevo que requiere cambios estructurales polivalentes, plurifuncionales, que adapten al alumno a ese cambio y que además aprendan, desde los primeros años, a innovar y a crear.

El estorbo financiero, entonces, no debe impedirles planear y llevar a cabo ya la universidad moderna, que no es la de la educación tradicional; es la de la innovación y la investigación, como lo hizo Corea del Sur, que ocupa los primeros lugares, en el mundo, en educación y desarrollo científico y tecnológico.

Descartes: Pienso, luego existo… La Universidad Autónoma de Nuevo León es un ejemplo, porque está cambiando su perfil para adaptarlo al mundo actual.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/la-crisis-de-las-universidades