April 7, 2020 Rodrigo Soto 0Comment

Diagnóstico sin tratamiento

La semana pasada, los alcaldes metropolitanos firmaron un convenio, en conjunto con el Observatorio Ciudadano de Seguridad Vial, para estar informados jurídica, administrativa y estadísticamente de la vialidad del área metropolitana de Monterrey.

En la firma participaron muy elegantes personajes del Observatorio y los alcaldes del área metropolitana van a instalar mesas de trabajo sobre un tema que no requiere estudios, porque nos da una cachetada la realidad cotidiana.

Lo que se requiere son tratamientos para mejorar la horrible vialidad y la terrible contaminación, así como el desarrollo urbano negativo, que ha convertido a Monterrey en una ciudad insalubre y fea, en la que no se puede transitar y menos vivir bien.

Es decir, necesitamos soluciones radicales y no solo diagnósticos y estudios teóricos de lo que vivimos y sentimos todos los días, recordando que vivimos en el siglo XXI, donde no se vale desconocer una verdad que está enfrente de nuestros ojos.

Descartes: Pienso, luego existo… Hay que ponerle el cascabel al gato, no solamente reconocer al felino que nos está destruyendo la vida cotidiana; que no es un gato, es un león desalmado.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/convenio-de-seguridad-vial