November 13, 2018 Rodrigo Soto 0Comment

Misión imposible.

Luis EugenioTodd

La semana pasada estuvo en nuestra Ciudad el candidato del PRI, que además es muy afable, tiene una sonrisa generosa y no tiene antecedentes partidistas y menos aún de carácter financiero corrupto, pero se encuentra un PRI deshecho, pues con El Bronco, Nuevo León tiene ahora un gobierno independiente.

Meade se entrevistó con empresarios del famoso Grupo de los Diez, que ahora no representa en realidad a todos los empresarios de Monterrey; varios de ellos  son amigos míos, pero ya no tienen la representatividad que tenían antes. También se entrevistó con la CNOP, que dirige mi amigo Carlos Barona, a quien aprecio, pero el organismo ya no existe como una entidad realmente importante y lo mismo sucede con la Central Campesina.

Aunque en el PRI todavía hay gente muy valiosa, como los alcaldes de Guadalupe o de Monterrey, que pueden dar la pelea, el trabajo que se requiere en Nuevo León para sacar al PRI del tercer infierno de Dante Alighieri y ponerlo en el lugar de la competitividad, para poder ganar, no va a ser fácil.

Creo que la tarea de Meade en Nuevo León es muy compleja y no va a ser fácil que en nuestra entidad,  que mostró a través de El Bronco que un millón de ciudadanos no quieren ni al PRI ni al PAN,  recupere su imagen y  prestancia política. Le deseo a Meade lo mejor, porque es un hombre bueno, pero le auguro una campaña muy difícil.

Culmino esta síntesis señalando que no basta la presencia del candidato Meade sino que se requiere un programa que se aparte de la continuidad y enseñe un cambio real, como dar seguridad efectiva en todo el territorio nacional, abatir la pobreza que lacera a nuestro país y reducir la deuda externa e interna. El pueblo de Nuevo León  y de México lo exigen, porque tenemos madurez, universidades, empresarios exitosos y somos capaces de algo mejor.

DESCARTES: Pienso, luego existo…Lo importante no es solo ganar sino convencer.

 

Leave a Reply