February 5, 2023
Inteligencia vs política

Inteligencia vs política

¿Serán compatibles? La política, desde los griegos, se definía como el arte de servir a la ciudad y por supuesto ellos fueron precursores de la filosofía humanista, del conocimiento, del drama y también de la práctica del poder, como parte del fenómeno humano. Desde entonces ha existido la política, que a veces choca con el otro sustratum de la civilización: la inteligencia y el conocer.

Actualmente en México y en muchos países, se está viviendo un conflicto entre la nueva sociedad del conocimiento y las opciones políticas que buscan el poder, aunque rompa éste con el método científico y con el concepto tradicional del ser inteligente, pero no hay que asustarnos, para seguir teniendo esperanzas de una mejor vida.

Eso está sucediendo aquí y sucedió en Alemania, con Hitler; en Italia, con Mussolini, y en Francia, con Luis XIV y con el emperador Napoleón. Todo eso, con honrosas excepciones, como fue el caso de Napoleón, se basaba en el apoyo de los habitantes, para que la gente a través del poder tuviera beneficios.

Ayer, y no conozco los resultados, hubo una consulta popular a través de un instituto electoral que se creó con inteligencia, para evitar la corrupción en el ejercicio de las elecciones y nuestro país mejoró, en relación a los 70 años previos en que había una dictadura noble, pero ausente de democracia real y en donde el poder actualmente sigue siendo el objetivo fundamental y final del ejercicio de la administración pública.

Actualmente ya se sabrán los resultados de lo que sucedió ayer, en donde el Presidente insistió mucho, como si en realidad los políticos cambiaran el mundo, el que solo se modifica con la ciencia y con el arte.

Estoy seguro que la gente inteligente verá el resultado con poca importancia, comparado con la salud, la justicia social, la educación y el desarrollo económico, que viene del método científico y no del método político, que quiere perpetuarse en el poder.

Descartes: Pienso, luego existo… Yo espero que mis compañeros de viaje en este país no recuerden con mucho valor lo que sucede en una revocación de mandato y que inspiren su vida en el ser, el quehacer y en sentir a través del arte y de la cultura, pues la mitad del cerebro la tenemos dedicada a la sensibilidad.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/inteligencia-vs-politica