April 7, 2020 Rodrigo Soto 0Comment

Un hit para López Obrador.

En esta columna, por más que no queremos criticar al Presidente, porque queremos, reitero, que le vaya bien, hemos sido muy contreras en muchas de sus decisiones, porque él usa el método político y yo uso el método científico, y ahí chocamos cotidianamente.

Sin embargo, hoy tengo que admitir que apareció un ángel en lo que para mí ha sido como el primer nivel del infierno de Dante, en muchas de las decisiones, como la clausura del aeropuerto, las refinerías, la reducción de salarios y muchas otras cosas. Pero resulta que este gobierno consiguió que le prestaran dinero para reducir el déficit de Pemex y a menor interés, lo cual es muy bueno para el país, porque permite que una empresa que está en proceso de quiebra y que es la más importante, pueda sobrevivir y ganar recursos si mejora radicalmente su administración.

Aunque yo no creo en el petróleo, porque pienso ya en el siglo XXI, el de la inteligencia artificial y de la energía solar, sí reconozco que este préstamo es un voto de confianza de grandes empresas bancarias que creen en México y lo cual me da mucho gusto y felicito al Presidente por haberlo logrado.

Descartes: Pienso, luego existo… Éste es un grano blanco en el arroz negro. Felicidades.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/un-angel-en-el-infierno-de-las-decisiones