December 4, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

No confrontando fórmulas distintas de ver ese tema popular.

En artículos anteriores hemos insistido en que deben reunirse todos los partícipes en este problema: autoridad estatal, municipios y transportistas, y tener una mesa de diálogo, de inteligencia, consultando expertos en el tema, viendo el problema económico y también el aspecto de calidad del transporte, y ponerse de acuerdo, porque parece que cada vez se distancian más.

Una de las artes-ciencia de la política, como decía Maquiavelo, es dialogar y conciliar, pues desde que Hegel describió el tema de la lógica, la síntesis, la antítesis y la contradicción, todos sabemos que sentados en una mesa podemos llegar a acuerdos.

El problema del transporte público afecta a las clases populares, por lo que ojalá podamos demostrar que podemos conversar y que a pesar de que tengamos diferencias, se puede llegar a acuerdos. Por favor reúnanse, coordínense y asesórense de los conocedores, y olvídense de los agravios.

Descartes: Pienso, luego existo… El diálogo es la solución a la mayor parte de los problemas. Es lo más racional.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/transporte-urbano-a-conciliar

Leave a Reply