September 13, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

No sé porqué voy a votar en julio

Mi angustia es el resultado de mi experiencia, porque en mi juventud conocí a miembros muy importantes del PAN, como Luis Hinojosa, Gonzalo Guajardo, José Ángel Conchello, Francisco Calvi y ese partido tenía una ideología social cristiana admirable, que había heredado de su fundador Gómez Morín. Sin embargo, ahora el joven maravilla, audaz, pero sin honestidad intelectual y dudas financieras, rompió con toda la ideología anterior y se asoció con el PRD; increíble.

En el PRI yo participé activamente muchos años y fui miembro del Consejo de Ideología Nacional, diputado federal y presidente del Instituto de la Juventud, entre otras cosas. Me salí porque nunca quisieron ser auténticos y por accidente fui candidato ciudadano por el PT y lo único que hice fue quitarle votos a Natividad, con lo cual él perdió y llegó Canales, otro panista de la vieja ola.

Su candidato actual, Meade, tiene cara de gente buena, pero fue pasivo en los puestos anteriores y no enfrentó la corrupción y sigue la corriente tecnocrática economicista que tanto daño ha hecho a nuestro país, en lo social. Este partido ha perdido la vergüenza y si bien la corrupción existía antes, era folclórica, mínima y ocasional; ahora se ha hecho masiva, junto con la impunidad, lesionando el erario público, y no se ha resuelto el problema de la pobreza.

El otro candidato visible es AMLO, quien representa algo distinto, pero si bien es honesto y presenta propuestas, no aclara cómo hacerlas y su carácter impetuoso del pasado genera incertidumbre. Sin embargo, es puntero en las encuestas y me alienta saber que está con él un gran mexicano que debería ser Presidente: Manuel Bartlett.

Por otro lado, mi ex alumno de Agronomía, El Bronco, logró romper un círculo rojo muy cerrado, que existía y si bien no es un ángel o un querubín, es auténtico en su forma frontal y tiene experiencia en la política, con viejos maestros como don Alfonso y está en una aventura cuesta arriba, porque le han puesto muchas trabas. Eso me inspira simpatía.

De Margarita Zavala, su única virtud es que es una gran dama y su defecto es que es la esposa de un ex presidente que no resolvió los problemas del país.

En base a lo anterior, tengo una dicotomía muy profunda que me hará esperar hasta el mes de julio, para con base en las campañas decidir con emoción y razón.

Descartes: Pienso, luego existo… Ante la duda, hay que decidir por el menos malo.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/tengo-una-duda-existencial