October 9, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

La gran incógnita

Recientemente en las redes sociales apareció un comentario de Porfirio Muñoz Ledo, a quien conozco desde hace muchos años y quien hace una serie de diagnósticos muy precisos de la errónea actitud del Instituto Estatal Electoral, de la problemática financiera, que es precursora de las elecciones y que tiene mucha injerencia en ellas.

Porfirio sabe que el dinero es fuente de votos y que el gobierno y su testaferro Meade tienen mucho, mientras que López Obrador, al menos en apariencia, tiene poco, pero tiene una gran raíz popular y sobre todo un deseo inherente de cambio, que no tiene el otro candidato, Anaya, que representa el sistema del PAN, que es igual que el PRI tradicional y, aparte de su forma elocuente de expresarse, habla y después piensa, como lo dice Porfirio en su comentario.

De Jaime Rodríguez, gobernador con licencia de Nuevo León y ahora buscando la Presidencia, su fuerza es la autenticidad, porque es franco y no se tienta el alma para decir las cosas. El problema serio es: ¿Qué necesita México para cambiar? Porque ya basta de tantos años de pobreza, inseguridad, impunidad, corrupción, violencia, insalubridad y una educación pobrísima que no ha cambiado los planes fantásticos de gente que no sabe, como el caso de Nuño.

Ese cambio debe ser, no hacia un régimen fundamentalista o socialista, sino hacia uno racional, inteligente, que aproveche la mejor gente; pero que cambie, porque el país requiere un cambio radical y rápido, pues no podemos seguir como estamos, sin calentar al México bronco que describió Reyes Heroles.

DESCARTES: Pienso, luego existo… No puede seguir el país como ha estado en los últimos 18 años. Tiene que haber un cambio de ideas y de actitudes.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/por-quien-vamos-a-votar

Leave a Reply