December 2, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

La federación debe aportar en NL.

El laberinto de las tarifas de transporte urbano en Monterrey continúa sin solución porque, por razones obvias, quienes sufren la incertidumbre económica nacional y mundial no quieren o no pueden pagar cotidianamente un transporte público que, en muchas ocasiones, por la congestión vial, dificulta el arribo al trabajo.

El gobierno del estado tampoco puede pagar, porque no tiene recursos, y menos ahora que las soluciones sociales de carácter ideológico del grupo federal en el poder, que son de izquierda con prioridad en los pobres, hace más complejo el proceso.

La solución integral es que si el gobierno federal está ayudando a jóvenes, viejos y desvalidos, también ayude al transporte de las personas trabajadoras, de nuestro estado y de otros lugares de la República, que no tienen un nivel adecuado de ingresos. Esa sería la mejor tesis a defender por el gobernador, ante la federación: el estado aporta, pero la federación lo pone en su prioridad social actual.

Descartes: Pienso, luego existo… Nadie va a estar contento con un incremento en las tarifas urbanas, pero son necesarias. ¿Quién las paga?

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/nuevos-idearios-dificultan-el-transporte-publico