February 16, 2011 admin 0Comment

15 de Diciembre de 2010

El grito de la independencia de Gandhi, Hidalgo, Morelos, Bolívar, Martí y hasta el francés Danton

Los seres humanos nacemos libres y desnudos y la sociedad nos viste. Y la cultura y las normas nos van retirando gradualmente nuestra libertad hasta convertirnos en esclavos de la ley, la religión, la costumbre, los semáforos en rojo y hasta el cinturón de seguridad. Esto fue señalado con brillantez por Krishnamurti, célebre defensor de la libertad individual y además expuesto con claridad desde los años 1500 por Campanela y por Tomás Moro en su celebre libro Utopía.

El suscrito se pregunta cuál es el razonamiento que tienen los gobiernos para esconder información, pues la historia y las estadísticas muestran que el control aparente de la verdad que ellos presumen tener nos ha conducido a un mundo lleno de guerras, injusticias y genocidios; valga como ejemplo reciente la invasión a Iraq, escondiendo documentos que mostraban que no tenían ningún arsenal nuclear, lo que fue documentado por las Naciones Unidas.

Estas digresiones culminan señalando que este caballero, de nombre Julian Assange, que está en la cárcel por una “tontería semántica” sobre la calidad del condón, generó una hendidura profunda en la llamada sociedad de la comunicación y de la información privilegiada de orden gubernamental, pues demostró que los cosmonautas de este planeta podemos entrar al reino de la verdad, en donde no existan máscaras ni decisiones unilaterales, si los gobiernos publican la razón de todas sus acciones y así, subliman la democracia electoral en la democracia solidaria y de la verdad.

Estamos viviendo un mundo distinto y esta es una nueva oportunidad que debemos aprovechar, para evitar, como dijo Albert Einstein, que el concepto de autoridad esconda la verdad.

luisetodd@hotmail.com