September 18, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

El principio del fin del PRI

En días pasados en la ciudad de Toluca, Estado de México, se reunió el Consejo Ejecutivo Nacional y un sinnúmero de líderes del PRI, viejo partido al que le debemos, en mucho, la estabilidad de esta nación, pero que está en un periodo de fragmentación y de terrible incertidumbre por no haber resuelto los problemas básicos de nuestra gran nación.

Por supuesto que mucha gente todavía sigue creyendo en el partido que muchas veces ha sido pronosticado como en “estado mortis” y ha resucitado, por lo que el viejo dinosaurio no puede darse totalmente por muerto antes del proceso electoral.

Sin embargo en esta época de debilidad, como está documentado por las encuestas en relación al candidato presidencial Meade, es muy peligrosa la selección de los diputados y senadores plurinominales, porque aquí empieza la discriminación, ya que estos personajes no van a tener que hacer campaña y olímpicamente, sin despeinarse, entran a los órganos de dirección del país. Cuando eso sucede, como ya pasó, empiezan a aparecer las frustraciones, los rencores, los enojos, los rumores y toda la parafernalia de la envidia y aquí se inicia el proceso de disolución de la unidad y aumentan las renuncias, las huidas y la fragmentación de la fuerza.

Yo no sé si la selección fue hecha en términos correctos, de acuerdo al perfil adecuado, o como siempre por amiguismos, compadrazgos y compromisos, pero lo que sí vislumbro es una solemne tristeza en todos los demás y el germen de la disolución social.

DESCARTES: Pienso, luego existo… Los plurinominales, fuente de intriga e incertidumbre.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/los-plurinominales-federales

Leave a Reply