September 11, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

En nuestro país son barrocas y estorban

El día de ayer hablábamos de lo complejo y caro del INE y de las galimatías jurídicas que están haciendo del proceso electoral, cuando lo más sencillo es contar los votos y evitar la manipulación económica.

Ejemplo de lo anterior lo observé en algunos diarios del país, con la opinión de un gran jurista, Diego Valadés, a quien conozco personalmente y respeto; dijo que el candidato independiente, El Bronco, por cuestión de días no podría ganar la elección, porque su permiso termina el primero de julio. Eso aumenta los tremendos obstáculos que se están poniendo, no solo al ex gobernador de Nuevo León, sino a todos los candidatos independientes, a quienes se les pide realizar, no solo cosas difíciles, sino extraordinariamente complejas, si quieren participar. Todo esto rompe el derecho constitucional que todo ciudadano mexicano tiene de querer ser Presidente de la República.

Creo que la democracia se basa en el número de votos que representan la razón y el sentimiento popular, y las leyes deben facilitar este hecho, como está sucediendo en la actualidad a nivel federal y estatal.

Las campañas son muy cortas en tiempo y los medios están abiertos a la comunicación con el pueblo. Al final gana el que tiene más votos y no el que solo sortea el complejo laberinto de leyes, reglamentos, normas e intromisiones antidemocráticas.

De por sí este proceso es peligroso para nuestra nación, por las circunstancias internacionales, y ahora lo estamos haciendo más tormentoso.

DESCARTES: Pienso, luego existo… Hay que dejar fluir la voluntad popular, no estorbarla.


https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/las-leyes-deben-simplificar-los-hechos