July 20, 2024

La mula no era arisca; la hicieron

¿Licitaciones en Semana Santa?.

Luis Eugenio Todd

No voy a hacer juicios temerarios, porque creo que el ingeniero Humberto Torres es una persona correcta y está consciente de la necesidad de actuar con trasparencia y no en la clandestinidad, porque una de las promesas de campaña del gobernador fue esa, y el ingeniero Torres es un hombre leal a su jefe.

Sin embargo, mucha gente no lo ve de esa manera; no me incluyo, porque pienso que la gente actúa en principio de buena fe, no como aquellos que tienen dudas y suspicacias de cualquier acto del servicio público; por esa razón creo que no hay dolo en este tipo de acciones, pero sí se presta a malas interpretaciones, porque la mula del clamor popular no era arisca, era confiada, pero la han hecho desconfiada y muy crítica, de oficio.

El hecho de efectuar licitaciones en Semana Santa en áreas que han sido calificadas previamente como sospechosas, puede propiciar una falta de credibilidad en las acciones del gobierno actual y generarle más problemas al ejecutivo, que bastante tiene de oficio, para que ellos mismos, los que están en el poder, se autoflagelen en un proceso lleno de desconfianza.

Las licitaciones, como todos sabemos, se prestan a maromas y maniobras, bien conocidas, para hacerse de fondos irregulares que son parte del proceso de la corrupción, en donde algunos son la tentación y otros caen en el limbo oscuro de la duda, y actúan pensando más en el yo que en el nosotros, olvidando su obligación social y moral. Ojalá quienes ostentan el poder reflexionen sobre esto.