April 8, 2020 Rodrigo Soto 0Comment

Este tema es la antítesis de lo que predica AMLO.

Yo no voy a defender a un licenciado Miguel Zorrilla Berrones, que demandó a la UDEM, porque no sé los detalles, pero lo que sí comento es que el peregrinaje del título profesional se inicia en la universidad, sigue en la Secretaría de Educación Pública estatal, luego pasa a la Dirección General de Profesiones, que depende de la Subsecretaría de Educación Superior, que me tocó dirigir hace muchos años.

El suscrito trató de terminar con ese burocratismo exagerado, pero no pudo porque cada una de las instancias cobra cifras altas y tarda meses, y en el caso de Miguel Zorrilla, años, según él dice, con lo que no puede trabajar como un profesional con título. En otros países, al concluir los estudios la universidad lo hace de inmediato en forma gratuita.

Con tanta burocracia, los coyotes abundan y se comete una estafa menor, contraria a los principios de gratuidad descritos en la Constitución. Ojalá la delegada que tiene AMLO en Nuevo León tome la iniciativa para terminar con este fraude subliminal y con esta agresión contra los alumnos que terminan sus estudios bien y a tiempo.

Descartes: Pienso, luego existo… Qué pena que estemos tan atrasados en la expedición de los títulos profesionales.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/la-miniestafa-de-los-titulos