April 8, 2020 Rodrigo Soto 0Comment

No es política, es patología

Me estoy refiriendo al anuncio del presidente del país más poderoso del mundo, en manos ahora de una persona con síndromes psicopáticos, según los expertos norteamericanos, que gobierna ese importante líder de la economía global, que actualmente vive el mundo.

Para no perdernos en el diagnóstico médico, solo tenemos que informar que en los últimos meses, Trump ha elogiado a México, aunque previamente nos insultó.

Pero ahora la agresión es mayoritaria, porque emplazarnos con una ley que nunca se ha usado, aumentar los impuestos a nuestros productos y generar una crisis económica muy importante, al mismo tiempo que tiene otros conflictos con países como China, muestra un estado de descomposición neuronal y que su generación de neurohormonas está trabajando en forma patológica, pues el diagnóstico presuncional, de acuerdo a los síntomas, es de enfermedad bipolar.

Mientras México aprueba el nuevo tratado de libre comercio ( T-MEC ) y el Congreso de los Estados Unidos está en proceso de autorizarlo, el paciente rompe con todo ese esquema, con un sorpresivo anuncio, invocando una ley que el tiempo ha considerado poco valiosa, pues nunca se ha utilizado, y sacudiendo toda la economía de nuestro país y la de ellos.

Ojalá que los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), que tiene expertos en el área de neurociencias, le practique una evaluación al presidente, y que Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, tenga con eso la base médica para pedir su destitución, bajo la base de que los altos principios morales de la sociedad norteamericana, fundada por los Pilgrims (Padres Peregrinos) en Nueva Inglaterra, se está deteriorando por la enfermedad, diciéndolo en términos benignos, de su presidente.

Descartes: Pienso, luego existo… Al fin López Obrador respondió con firmeza y ojalá le mande alguna receta de litio, que se usa para esa enfermedad, y así curar a nuestro vecino.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/la-enfermedad-bipolar-de-trump

Leave a Reply