December 2, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

Se suprimen las deducciones a empresas privadas

El presidente López Obrador acaba de anunciar que se suprimirán todos los apoyos a la cultura privada, llamémosle así, que deducían de los donativos los impuestos correspondientes, para aplicarlos a los procesos culturales.

Al Presidente le gusta la historia y debe recordar que durante muchos años y actualmente todavía, la cultura es el patito feo de los presupuestos, y que en lustros anteriores, las empresas privadas, a través de organizaciones civiles, fueron las que mantuvieron la cultura a flote, con excepción de algunas universidades, como la nuestra, que siempre le han dedicado parte del presupuesto a este importante ámbito de la vida espiritual e intelectual del hombre.De lo anterior, yo conozco muy bien el proceso.

Antes se programaban los presupuestos con prioridades al gasto corriente, salarios, convenios sindicales, construcciones necesarias, y al final, como una verdadera dádiva, se trataba el tema de la ciencia y de la cultura. Es decir, se invertía lo importante por lo común y si bien imperativo, poco trascendente en el concepto de la civilización contemporánea, que se sostiene por la ciencia, que transforma el medio ambiente y la cultura, que espiritualiza el arte-ciencia del ser y del quehacer, y sobre todo en un país que es un líder en identidad cultural. Estamos, entonces, desaprovechando lo mejor que nos legó la creatividad etnológica de nuestro pasado y de nuestra historia cultural.

El Presidente dijo que todo eso eran excusas para quedarse con dinero que no se quería pagar al fisco, y quizá en algunos casos pueda tener razón, pero la mayoría que yo conozco, sobre todo aquí en el área metropolitana de Monterrey, son organizaciones que con sano interés quieren devolver, a través de organismos culturales, lo que han ganado en su fenómeno productivo.

Otra vez vuelve a crearse incertidumbre con las decisiones poco razonadas y si bien hay que cuidar que lo que se deduzca se aplique a la ciencia y a la cultura, debemos recordar siempre que la ciencia transforma el medio ambiente y la cultura, reitero, lo identifica con la historia y con la creación, y que la política solo es la gerencia del cambio, pues sin avances científicos estaríamos todavía en la época de piedra. Y sin avances culturales no podríamos asistir al banquete de Platón y no habría ni ética, ni moral, que como todos sabemos se está perdiendo en esta sociedad de la comunicación y de la información.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/la-cultura-esta-en-riesgo

Leave a Reply