September 11, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

No se agregó la solventación de la UANL

La Auditoría Superior de la Federación está tomando actitudes semejantes a los periódicos amarillistas, que con un golpe espectacular generan escándalo, sin escuchar previamente la opinión de la institución o la persona a la que hacen mención. Es decir, no esperan a que se solventen las presuntas anomalías, que es un derecho para aclarar la verdad administrativa. Todo lo anterior en un país con auditorías de primer mundo y administración pública de tercer mundo, en donde los presupuestos siempre llegan tarde o recortados.

El día de ayer apareció en un diario una nota acusando a la UANL de irregularidades por mil 230 millones de pesos, poniendo en entredicho el comportamiento de una institución que es el reservorio del conocimiento, la investigación científica y la proyección social.

De esa acusación se puede observar que son irregularidades de la administración, como cambios en la aplicación de los recursos, falta de información sobre detalles que se requieren para hacer más operativa la estructura financiera de esa gran institución, pero:

No se señala que la UANL ya envió la documentación para solventar los cambios necesarios en el manejo de los presupuestos, que no pueden ser rígidos, cuando la entrega de los recursos federales frecuentemente es tardía y recortada, lo que genera necesidades de adaptación para cumplir los objetivos de la institución.

Espero que se cambie esta costumbre de generar escándalo y se publique, junto con las presuntas anomalías, la documentación con que las solventa la institución. Todo esto se ha hecho costumbre, con lo que se genera la duda, que destruye la confianza, tan necesaria para la armonía social.

Descartes: Pienso, luego existo… La ASF debe publicar la solventación de la UANL: es lo justo.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/la-asf-escandalo

Leave a Reply