September 11, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

Anaya y otros no entienden que los están cuidando

La Secretaría de Gobernación, igual que las secretarías de Estado de otros países, tiene como obligación, entre muchas de sus funciones, la de cuidar la seguridad de los habitantes de la nación, a través de procedimientos de inteligencia e información y esto se maximiza cuando la persona a quien hay que cuidar está expuesta a agresiones por su opiniones o por su participación en los procesos electorales.

Cuando el suscrito fue rector en la UANL, hace muchos años, existían grupos guerrilleros que se infiltraban en las universidades y la Secretaría de Gobernación cuidaba al rector, porque estaba sujeto a amenazas y había antecedentes de violencia y muerte en el estado. Yo no me quejé, al contrario, me fue muy útil, pues me avisaban de posibles riesgos y les hacía caso. Igual para con todos los personajes de la política.

Esto no fue considerado por el joven candidato del PAN, quien se quejó que lo estaban siguiendo, cuando debería estar agradecido; pero este muchacho soberbio cree que se puede cuidar solo y no acepta la protección que le da el sistema, a través de la Secretaría de Gobernación, que cumple su función.

Por otro lado el candidato mayoritario, con amplia experiencia, se queja de que el Cisen le informa al PRI, pero la verdad es que ese organismo le informa al gobierno, que en la actualidad es del PRI y eso no tiene por qué producir ningún reclamo, mientras no se lesionen las libertades constitucionales que tiene cualquier persona en nuestra nación, como las de expresión, tránsito, educación, trabajo y salud.

En esta época de tormentas políticas algunos candidatos están “enseñando el cobre” por su desconocimiento de dónde viven y en qué país están; y con el fin de aprovechar en sus discursos cualquier cosa, se dedican a expresar críticas en forma agresiva y no racional, creyendo que eso les favorece en el ánimo popular. Se olvidan que nuestro pueblo lo que quiere es paz, tranquilidad, felicidad y escuchar propuestas que alteren lo que estamos haciendo mal y conserven lo que estamos haciendo bien. Todo esto pensando en la nación y no en las personas, que con sus intereses, ambiciones y patologías, tiene menos valor que la estabilidad social.

Yo comprendo que las campañas propicien estos ataques y burlas, pero hay que conservar el estilo y cuidar las formas para que podamos ingresar al mundo de la verdadera democracia, que propicia la competencia de ideas y no la lucha fratricida que genera agresiones y perversiones en el uso del lenguaje.

DESCARTES: Pienso, luego existo… Hay candidatos que todavía no han aprendido la importancia del Cisen para cuidarlos.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/el-cisen-es-un-organismo-necesario-en-cualquier-pais

Leave a Reply