March 11, 2020 Rodrigo Soto 0Comment

Cambian de opinión de acuerdo a las circunstancias del poder

La semana pasada se votó la llamada reforma educativa, que no tiene nada de educativa y que es solo política, cometiéndose la barbaridad de desaparecer al INEE, donde están quienes sí saben de educación y rompiendo el esquema de evaluación, que es necesario en todos los aspectos humanos, pues hasta las relaciones maritales tienen que evaluarse de vez en cuando; los empresarios también evalúan a sus trabajadores y los campesinos evalúan sus resultados con las cosechas.

Llama la atención, también, que cuatro diputados del PRI, que en 2012 votaron a favor de la reforma educativa de Peña Nieto, ahora, la madrugada del 25 de abril de 2019, también votaron a favor de la reforma educativa del régimen de la Cuarta Transformación. Entre ellos hay uno de Nuevo León, lo que llama la atención, pues por lo regular aquí en el estado no nos cambiamos de traje político frecuentemente, pues vale más el ideario que la supervivencia.

Lo anterior significa que la segunda ley de Darwin, la supervivencia del mejor adaptado, no solo existe en los animales irracionales, sino también en los seres humanos.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/diputados-con-piel-de-camaleon

Leave a Reply