December 2, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

Un hombre bueno en el infierno de los negocios

Este fin de semana tomó posesión un regiomontano que yo llamo excepcional: Carlos Salazar, a quien conozco hace muchos años, desde que trabajaba en Femsa; quien tiene una gran dosis de cortesía, buen trato y sonrisa, lo que me parece importante para dialogar con un presidente de las características de AMLO.

Carlos es un ente bondadoso y participativo, además de atento. Esa es la opinión que tengo de él a través del tiempo en que me ha tocado, circunstancialmente, tratarlo, y yo pienso que el Consejo Coordinador Empresarial hizo una buena selección en el infierno que Dante Alighieri no imaginó, porque nació antes que León Tolstoi, que señalaba “la fuente de todos los males es el dinero”.

Y como los empresarios se dedican a producir y ganar dinero, y algunos de ellos a distribuirlo socialmente, el infierno de esta relación lo está esperando con ansias y a lo mejor ahí se encuentra a León Tolstoi y Dante Alighieri, y puede conversar con ellos sobre cómo lograr que las ganancias, producto de la inversión privada, tengan sensibilidad para combatir la pobreza y dejar ir su instinto ego-emprendedor y generar una actividad ego-social.

Descartes: Pienso, luego existo… Felicito a Carlos Salazar Lomelín y le deseo éxito en su gestión.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/carlos-salazar-lomelin

Leave a Reply