November 22, 2019 Rodrigo Soto 0Comment

Así terminó el sexenio

Ya lo hemos dicho: la función real del Estado es la seguridad. Inclusive Rousseau, Montesquieu y Diderot, que planearon la Revolución Francesa, señalaron que la primera obligación del Estado es la seguridad y que lo demás vendría con la educación para todos.

Sin embargo, en México hubo 124 mil muertos el año pasado por violencia, y eso no debe darnos pena ajena, sino propia, porque somos el segundo país más violento del mundo, después de los países árabes, en donde se matan por razones religiosas. Esto ya es inaguantable.

El Presidente actual ha fijado muchas prioridades, pero nos confunde con su tratamiento a la inseguridad, pues no se ve claro que Durazo tenga una verdadera proyección, a corto y largo plazo, para tratar el tema. Ni Ebrard, en su asociación con EU, ni el ejército o la marina se han puesto de acuerdo para realmente combatir este flagelo.

Pobre México: tan lejos de Dios y tan cerca de la violencia. Dios nos bendiga y nos quite la droga como estímulo y las armas americanas como causa, porque los EU son los responsables al vendernos armas y nosotros del tráfico de drogas que ellos consumen.

Descartes: Pienso, luego existo… Por favor, que la prioridad sea la inseguridad.

https://www.milenio.com/opinion/luis-eugenio-todd/ciencia-politica/124-mil-muertos