November 14, 2018 Rodrigo Soto 0Comment

¿Qué futuro les depara?

Luis E. Todd

Con motivo del final de las vacaciones, sólo en la UANL ingresarán o regresarán cerca de 100 mil jóvenes a las Preparatorias, que son áreas de formación, previa a la parte profesional. La educación preparatoriana, que nació en la época de Justo Sierra, se refiere a una formación básica que prepara a los alumnos combinando conocimientos científicos y técnicos con humanismo social, filosofía, sociología y ciencias literarias.

El problema actual es la dicotomía entre la aceleración de la sociedad de la informática, la cibernética y la tecnología, y el alejamiento de las materias llamadas románticas, pero fundamentales, como la filosofía, pues así lo exige ahora el mercado de trabajo. Es de anotar nuestra sorpresa al encontrar trabajando como choferes de Uber a estudiantes que terminaron la Preparatoria, pero que no saben qué hacer con ella, y sin este trabajo estos muchachos acompañarían a la gran masa de desempleados de nuestro país.

Vale la pena recordar que el ingeniero Bravo Ahuja, que fue Secretario de Educación, con enorme visión implementó las Preparatorias Tecnológicas, con lo  que se les da a los egresados habilidad y  capacidad técnica para entrar al mercado de trabajo.

Es de referir también que en otras partes del mundo algunos jóvenes que no entrar a la universidad se preparan en un campo determinado, a través de la investigación e innovación, colocándose en trabajos o fundando empresas. Basta como ejemplo señalar a Steve Jobs.

Pienso que la UANL, que siempre ha sido pionera, tiene que incluir en su Visión 2020  la posibilidad de que cada estudiante de Preparatoria pueda, en caso de que no continúe hacia una  profesión, obtener trabajo de algo y saber qué hacer con la nueva sociedad que nos invade en la actualidad.

DESCARTES: Pienso, luego existo…Hay que adaptarse a la realidad. Nos absorbió la informática y la tecnología.

 

Leave a Reply